Con más de 1.800 millones de usuarios en todo el mundo, Facebook es la red social más utilizada por las empresas, incluso las de pequeña y mediana escala. De hecho, de acuerdo con eMarketer, el 41% de las pymes estadounidenses apuntan a esa plataforma como parte de su estrategia de promoción. Para estos emprendedores, la gran red social les permite conectar fácilmente con las personas más importantes en su negocio. Además, es una forma efectiva de expandirse y llegar a nuevos clientes. ¿Pero cómo aprovechar este enorme potencial?

Para quienes se inician en este desafío, conviene identificar cuáles son los componentes esenciales de una buena estrategia de promoción en Facebook, que apunta a obtener la mayor visibilidad posible sin invertir en publicidad. En gurú las resumimos en cinco claves:

Cómo promocionar tu negocio en Facebook
  1. Optimizar.

    Un primer paso es optimizar tu página para que se destaque entre los resultados de búsqueda, tanto de Facebook como de Instagram (que pertenece al primero) y, por supuesto, en Google. Pero además de ser fácil de encontrar, la página debe ser atractiva para que los usuarios dejen el tan codiciado “me gusta” y comiencen a seguirte. La optimización consiste, primero, en escoger un buen nombre, descriptivo y memorable para tu negocio. En esta elección, no pierdas de vista la URL, de manera que los usuarios puedan recordarla (www.facebook.com/tunegocio). Además del nombre, agrega información sobre el emprendimiento, destaca tus productos usando palabras clave que los clientes puedan utilizar en sus búsquedas y no olvides dejar tus datos de contacto y la invitación a visitar tu web.

  2. Pensar en imágenes.

    Las fotos de perfil y de portada son lo primero que ven los usuarios ni bien abren Facebook. En las redes sociales, más que nunca, la imagen vale más que mil palabras. Es recomendable utilizar fotos originales y de alta calidad profesional, que puedan representar el espíritu y los productos de tu negocio. El objetivo es que la imagen pueda persuadir al usuario de clikear “me gusta”. En la misma línea, es importante aprovechar la posibilidad de establecer un mensaje fijo en la portada. El llamado “pinned post o posteo fijo” será el primer contenido que ofrezcas a tu comunidad y, por tanto, debe ser visualmente atractivo e invitar a la interacción.

  3. Crear grupos.

    A menudo esta opción pasa desapercibida, pero es una gran idea para complementar la estrategia de promoción. ¿Por qué limitarte a administrar una fan page? Al crear grupos de interés sobre tus productos o los temas asociados a tu negocio, podés encontrar una fuente alternativa de tráfico y también construir la imagen de tu emprendimiento entre potenciales clientes. El objetivo aquí es disparar la conversación y consolidarte como referente dentro de un grupo con interés demostrado.

  4. Ser relevante.

    En Facebook, la competencia por la atención de los usuarios es feroz. Los muros están invadidos de mensajes y el algoritmo de la plataforma selecciona los contenidos según un criterio de relevancia. Así, para destacar tus posteos, es importante conocer cómo Facebook los valora. La red social considera el historial de interacción del usuario (por ejemplo, si compartió, comentó o puso “me gusta” en esa página), el tipo de contenido (si es sólo texto, un link, una imagen o video) y la popularidad de la página entre su comunidad. En este contexto, la clave está en utilizar mayores recursos audiovisuales (el video lidera el interés de los usuarios de Facebook), identificar temas importantes para tu audiencia y agregar una dimensión emocional a tus contenidos.

  5. Atender cuánto y cuándo.

    En Facebook, la cantidad de posteos y el horario en que se publican no debe quedar librado al azar. Si bien todas las comunidades son diferentes, es importante que conozcas los momentos de la semana en que es posible llegar a la mayor audiencia. Para mantener el balance en tus mensajes y no generar molestias entre tus seguidores, conviene limitar tus posteos a no más de dos por día. En general, publicar entre la 1 y las 4 de la tarde asegura llegar a una mayor cantidad de usuarios.

Estos son algunos de los conceptos básicos que deben tenerse en cuenta para promocionar un emprendimiento en Facebook. Sin embargo, las estrategias no se agotan aquí. Además de enfatizar los llamados a la acción para incentivar la interacción de los usuarios, las redes sociales ofrecen la posibilidad de invertir en publicidad y promocionar los contenidos desde otro lugar.

Si te interesa conocer más sobre estas alternativas, podés contactar al equipo de gurú y seguir explorando el gran mundo del marketing digital.