Si una imagen vale mil palabras, el video valdrá un millón. Cuando se combinan con la web, los contenidos audiovisuales son una manera muy eficaz de promocionar un negocio y fortalecer la identidad de una empresa entre una audiencia específica. En todo el mundo, el fenómeno de producir, consumir y compartir videos lleva un ritmo tan rápido que, en 2017, el 69% del tráfico total de Internet estará relacionado con este formato, según la firma Cisco.

En cualquier momento y lugar, de una pantalla a otra, los usuarios prefieren esta clase de contenidos antes que cualquier otro. En este contexto, los emprendimientos enfrentan un desafío y una oportunidad para adaptarse y aprovechar esta tendencia. Lo cierto es que el video online se está convirtiendo en la estrella de la publicidad digital, ya que combina lo mejor de cada uno de los medios: imagen, texto y audio. Para tu negocio, además de ser tu perfecta tarjeta de presentación, te diferencia de la competencia. Y ya no quedan excusas, ya que 95% de los internautas argentinos consumen videos online de forma regular, según datos de ComScore.

De hecho, ante el gran número de clientes potenciales, más de la mitad de las empresas en países como Estados Unidos aumentará su inversión publicitaria en video durante el año próximo, una tendencia que se replicará en América Latina. Pero no es la única manera. Con algo de creatividad y conocimiento, los negocios de cualquier escala pueden llevar adelante estrategias de promoción para impulsar su éxito en el mundo del video digital.

Por qué los videos son el futuro de los contenidos web

Pasos a seguir

A diferencia de los que muchos piensan, crear un vídeo no requiere de grandes inversiones, comprar una cámara ni aprender a usar complejos programas de edición. Un ejemplo de esto es el llamado ‘Fotovideo’, construido -como su nombre lo indica- en base a fotografías, sacadas por uno mismo o incluso familiares y clientes sobre tu negocio o la actividad que realices. En gurú, sólo con este material gráfico -pueden ser entre 3 y 16 fotografías- e indicaciones básicas sobre el montaje que nos aportes, ya podemos crear un fotomontaje en formato final vídeo.

Una segunda opción es tener un ‘Video personalizado’, que lleve directo a la retina de tus posibles clientes lo que se encontrarán al visitarte. En este caso, tampoco es necesario comprar ni alquilar equipamiento, ya que nuestros profesionales se desplazarán a tu negocio y se encargarán de gestionar todo el proyecto. En ambos casos, el video puede acompañarse de música y textos, tales como frases relacionadas al servicio y, por supuesto, los datos de contacto de tu empresa.

Una vez creado el video, es posible aprovecharlo para tus comunicaciones en las diversas plataformas donde tu empresa se encuentre presente, incluyendo a las redes sociales y, por supuesto, la página web de tu negocio. ¿Y qué tipo de videos producir? Las posibilidades son infinitas. Conviene, en cualquier caso, pensar qué es más representativo de tu negocio. Desde reseñas de los productos que vendés y miniseries ficcionadas hasta otros más tradicionales, como los foto video, el límite está sólo en tu creatividad.

Las recomendaciones sobre la publicación de videos son similares a las de los blogs. Igual que con los artículos, es necesario mantener una frecuencia determinada. Así, con constancia, los usuarios desarrollarán mayor interés por esos contenidos y estarán más inclinados a compartirlos. Además, los videos deben ser breves, de no más de 30 segundos de duración.

¿Es posible hacer todo esto con un presupuesto limitado? Desde luego. Con la tecnología actual, esta clase de videos puede crearse hasta con dispositivos móviles. Las herramientas de edición, además, son cada vez más sencillas y poderosas. A su vez, lo realmente valioso no es la técnica detrás del contenido, sino que el material sea genuino, significativo y te permita conectar con tu comunidad de clientes. En gurú estamos listos para ayudarte en tu primer desafío audiovisual.